La preparación de archivos es el proceso en el que un documento se guarda en un formato distinto al original para facilitar el proceso de traducción.

Algunos documentos en formatos como MS Word no necesitan preparación alguna y pueden traducirse directamente desde el formato original. No obstante, para algunos tipos de documentos puede resultar complicado, por lo que será preciso hacer uso de la preparación de archivos.

Por ejemplo, los carteles y los panfletos, los documentos en powerpoint o las páginas web no pueden traducirse directamente desde el formato original; estos deben ser convertidos la mayoría de las veces a documentos en formato de MS Word. Este proceso permite al traductor ahorrar tiempo y al cliente ahorrar dinero.

 

Con los siguientes puntos entenderá por qué es necesaria la preparación de archivos:

Volvamos al ejemplo del documento en formato powerpoint. Para traducir el documento de manera íntegra habrá que conservar en mismo formato, por lo que el traductor deberá pasar de una página a otra tanto en el original como en la versión traducida. Por el contrario, si prepara el documento original para la traducción, puede trabajar desde un documento en formato MS Word traduciendo un texto en el mismo formato, ahorrando tiempo y evitando procedimientos innecesarios. Es entonces cuando el diseño de la versión traducida se cambia al mismo formato que el original mediante la maquetación ortotipográfica.

Imagine ahora que un documento tiene que traducirse a muchas lenguas al mismo tiempo. Es mucho más sencillo, rápido y barato corregir los errores ocasionales en el documento original que en las versiones traducidas.

 

En TRANSLIT empleamos los programas más avanzados y actuales para garantizar una preparación de archivos de gran calidad y así proporcionar mayor fiabilidad a nuestros proyectos de traducción desde el principio.

 

Copyright © TRANSLIT 2009 – 2017. All rights reserved.